Selva tropical

El bioma de la selva tropical es el más conocido cuando se habla del término selva. Las principales características del bioma de las selvas tropicales son su clima húmedo y lluvioso que desencadena un ecosistema lleno de especies animales y vegetales. La selva tropical es el bioma donde se encuentra más de la mitad de las especies del planeta.

No solo tiene un papel fundamental por su la biodiversidad, también es imprescindible para la salud del planeta. Las selvas tropicales, también conocidas como junglas o bosques lluviosos tropicales, regulan la temperatura del planeta y son el hábitat terrestre que atrapa más dióxido de carbono del planeta y libera oxígeno. La vida en la Tierra no podría ser sin estos paraísos naturales.

Características de la selva tropical

¿Cómo es el clima de las selvas tropicales?

El clima de la selva tropical se caracteriza por ser cálido, con una intensa radiación sola y con una gran concentración de vapor en la atmósfera, es decir, humedad y precipitaciones durante todo el año. El clima donde domina la selva lluviosa es el clima tropical.

La selva tropical tiene un clima con temperaturas altas y constantes, que suelen oscilar entre los 27º y 29º C de media anuales, por lo que no hay unas estaciones térmicas marcadas. Las precipitaciones se distribuyen de forma regular durante todo el año, 2200 litros de media anuales, y con muchos pocos días secos al mes.

El punto diferenciador del bioma de las selva tropical con otros biomas es su clima, ya que tiene la capacidad de generar abudantes precipitaciones. La causa está en las hojas de su vegetación donde se encuentran unas bacterias que son fundamentales para el desarrollo de la lluvia.

Flora de la selva tropical

En la selva tropical hay una exuberante vegetación, se encuentra una gran variedad de especies, desde árboles altos hasta enanos, arbustos e incontables plantas. Algunos de los árboles llegan a medir 60 metros y sus raíces se mantienen en la superficie como contrafuertes debido a que el suelo no tiene suficiente profundidad. En estas mismas ramas acaban viviendo miles de otras plantas y animales. Otro tipo de vegetación son orquídeas, lianas, palmeras, ficus, musgo, árbol de caucho, plantas jarra, entre muchas otras especies.

Fauna de la selva tropical

El bosque tropical es un bioma perfecto para la vida de millones de especies que se albergan en él. Los insectos tienen un papel importante, se pueden encontrar hormigas, escarabajos, arañas y mariposas. También destacan muchos animales de tamaño pequeño como roedores, anfibios como ranas, y reptiles, algunos ejemplos como serpientes y lagartijas. Otros de los animales de la selva tropical son los mamíferos de mayor tamaño como los jaguares, elefantes, orangutanes y tigres, entre muchos otros. Las aves también tiene un papel importante en las junglas, algunas de las especies que viven en ella son los colibríes, loros, tucanes y águilas.

Las selvas tropicales del mundo

Las selvas tropicales se sitúan entre la zona ecuatorial y los trópicos, Sudamérica, África, Asia y Oceanía. Algunas de las selvas más importantes y conocidas son las siguientes:

  • Selva del Congo
  • Amazonia
  • Selva de Nueva Guinea
  • Selvas de Indonesia

Selva del Congo

La selva del Congo se ubica en África y, junto al desierto y la sabana, es uno de los biomas con más superficie en este continente. Se extiende a través del río Congo y abarca una gran zona de África Central siendo la segunda selva tropical más grande del planeta y la más joven.

La población es muy escasa por ser una región hostil para el ser humano, aun así, hay algunos habitantes que viven de la pesca, caza y recolección. En estas regiones no es posible el aumento de los grupos que viven en ella porque sería necesario dedicarse a la agricultura y ganadería, ambos imposibles con la vegetación tan abundante de estos bosques tropicales y la presencia de enfermedades para el ganado.

La selva del Congo es la selva tropical donde viven más animales grandes, como el elefante de la selva o los gorilas, importantísimos para estas zonas ya que tienen la función de dispersores de semillas. También se encuentran gran cantidades de especies de aves y peces.

Otra característica de esta selva son sus pantanos luminosos, Mbeli Bai, zona con muchos claros abiertos donde los animales acuden para alimentarse.

Amazonia

La Amazonia es el ecosistema de la selva tropical más grande mundo y se extiende en nueve países distintos de los cuales Brasil es al que le pertenecen más kilómetros, seguido de Perú.

Debido a la calor y la humedad la proliferación de insectos y microorganismos es muy alta. Este factor unido al suelo poco fértil de las zonas hace muy difícil la vida para el ser humano, el primero trae enfermedades para los humanos y el segundo no permite desarrollar métodos de agricultura.

Por sus dimensiones se puede encontrar una increíble variedad de especies animales y plantas, es el área de la tierra con más diversidad. Incluso hay épocas del año que se pueden encontrar delfines en algunas zonas del bosque tropical ya que debido a las altas precipitaciones la selva se queda sumergida hasta 7 metros. La fauna de la selva amazónica es muy extensa, entre ellos se puede encontrar los jaguares, especie con el mordisco más fuerte de entre los felinos, el delfín rosado, los caimanes, serpientes como la anaconda, y aves como el guacamayo.

Selva de Nueva Guinea

La selva de Nueva Guinea está ubicada en la isla de Nueva Guinea, la isla con mayor extensión de selva del mundo.

Debido a su pasado geológico mucha de la flora y fauna no se encuentra en otros sitios. Entre la gran variedad de animales se encuentran mamíferos como los marsupiales, monotremas y murciélagos.

Selvas de Indonesia

La selvas de Indonesia están formadas por las islas de Borneo, Java y Sumatra. El clima es cálido, con lluvias abundantes, grandes ríos y vegetación exuberante donde viven muchas especies. La selva de Borneo es la tercera más grande y de las más antiguas del planeta.

Estos bosques tropicales son especiales porque en ellos se pueden encontrar especies de animales endémicos, como los orangutanes de Borneo, la pantera nebulosa, el tigre de sumatra, el rinoceronte de Sumatra y Java y el elefante ‘pigmeo’ entre otras muchas especies.

La deforestación para estas islas a través de la quema está siendo un factor devastador, en los últimos 50 años ya se ha perdido el 50% de las selvas. Uno de los principales motivos de esta destrucción son las plantaciones para el aceite de palma con el fin de abastecer la alta demanda que ha habido en los últimos años.